martes, 7 de junio de 2016

LO QUE NOS QUEDÓ DEL #BOGFW

Ustedes saben que cuando se trata de colecciones masculinas, es tradición de este blog el sentarnos a redactar entrada por entrada, las propuestas que vale la pena mencionar del ciclo de pasarelas al que nos enfrentamos. Y digo enfrentamos, porque hoy más que nunca siento a la pasarela como un campo de batalla: Hoy somos muchos (tal vez más de los que deberíamos) quienes nos sentamos frente a una pantalla a decir qué pensamos sobre una colección. Escenarios a reventar y espacios mediáticos determinantes (Snapchat, básicamente) hacen que la pasarela se convierta en el modo más adecuado de que un diseñador enfrente a todo su público y pueda decirles "hey, mira cómo hago lo que hago". 

Y, en teoría, estos campos de batalla se convierten en la oportunidad perfecta para que se genere una relación entre prensa y diseñadores que permita la explotación máxima de los talentos a la hora de crear (y también tiene su lado malo, que es cuando ninguna de las dos partes le exige a la otra). En ese orden de ideas, miremos las guerras bien luchadas del Bogotá Fashion Week: Isabel Caviedes, Darío Cárdenas y Faride Ramos. Mencionaremos partes de la propuesta de Juan Pablo Socarrás e Isabel Henao, en un intento de no hacer una entrada tan larga. 

Isabel Caviedes - Ambassador

Resumiré en dos palabras la colección de Isabel: Bomber y escotazos. Perfectamente, esas palabras podrían ser también "amé mal", pero eso lo sabrán a continuación. La colección de Isabel volvió a rozar ese deje urbano, que en ella se convierte algo tan chic y vanguardista, pero esta vez, en comparación al pasado Colombiamoda, el rojo dominó en esta propuesta inspirada en la cultura hip hop. 

Mis sentimientos por esta colección se reflejan en que realmente necesito una de las gorras que subieron a pasarela, y ustedes saben que yo poco de gorras. Una serie de bomber jackets, de diferentes cortes, y con un enorme CAVIEDES en la espalda nos hicieron suspirar durante la pasarela. Me cuesta mucho resumir todo lo que sé de la colección, porque me parece que hay detalles que tienen o tienen que saber, para entender por qué la administración amó tanto la puesta en escena. 

El detalle más importante, más allá de una inspiración hip hop llena de elegancia, es el nombre de la colección: Ambassador. Isabel Caviedes como embajadora del diseño colombiano, y los dueños de una de sus piezas como embajadores de una de las marcas más queridas del diseño colombiano. Las bomber y las gorras contrastaron con los fuertes escotes y los volados en mangas y faldas que hablan del concepto de feminidad moderna que propone Isabel. Saludamos a Isabel con un aplauso enorme por hacernos soñar, muchachos incluidos (esperen que me siga adaptando a mi vida independizado y verán que una de esas chaquetas será mía), con sus piezas hechas dentro de una línea creativa que refleja el nuevo sentido del lujo urbano.



La gorra por la que nos morimos.

Darío Cárdenas - Nómada textil

Darío nos hace soñar, mucho, siempre. Aún recuerdo la primera pasarela que vi, Los del norte y los del sur (que sigue siendo mi favorita) y el cariño absurdo que sentí por su propuesta social. Y creo que simplemente eso hace tan valiosa la propuesta de Darío (además del diseño impoluto, la ultra feminidad  y la belleza de sus creaciones), la forma de transmitir siempre una discusión sociopolítica en sus prendas. Esta colección se inspiró en el pueblo Puno, a las orillas del lago Titicaca en Perú, donde Darío rescata toda la riqueza iconográfica que traslada a los estampados de los vestidos, como lienzos negros de chifón.

Un juego  maravilloso de  chalecos, cuellos, estampados de dioses y figuras mitológicas trasladan toda la riqueza cultural andina al concepto de mujer urbana que saben que tanto me gusta. Adoramos todos los accesorios  en su máxima expresión, desde los septum hasta los maletines de aire vintage, pasando por la maravillosa selección de backpacks, inspirados en la forma en que las mujeres incas cargan con sus bebés,a la espalda. Saludamos a Darío (realmente nos metimos a backstage) por una colección tan bien hecha, una inspiración artesanal tan bien aplicada, y esos must have que nos hacen soñar con querer llevar encima diseño colombiano. ¡Bravo!


Que no se note lo mucho que nos morimos por ese maletín.

Faride Ramos- Alborada 

Faride hizo un statement tan fuerte, que me parece primordial, antes de hablar de la colección en sí: una pasarela llena de mujeres negras. Y mucho se ha hablado del racismo en la moda colombiana (en todo el país,de hecho) y Faride presenta una colección de corte sartorial y de construcción precisa (como todas las bellezas que ella sabe hacer) en todas estas mujeres,que llegaron de todas partes del país para hacer parte del show. Aplaudimos a Faride por esta decisión, que nos llevó a entender que hace falta la participación de la comunidad afro en la moda. Además, le agradecemos por una colección llena de brillo y vestidos ligeros, que convirtió las noches en Studio 54 en un sueño sartorial, de cortes precisos y unos detalles de construcción de las piezas que son incomparables. Ustedes saben que yo prefiero contarles qué sentí, porque las conclusiones de si les gusta (o no) la colección, son de ustedes.


Amelia Toro - Retrospectiva 

En boca de los expertos, la puesta en escena de Amelia Toro no fue una completa retrospectiva de su trabajo, pero sí lograba incluir las líneas más claras del desarrollo de su trabajo. Realmente fue una grata sorpresa que fuera ella quien abriera la parrilla del Bogotá Fashion Week, o mejor, no lo esperaba yo pero sí lo anhelaba. Amelia es una de las mejores muestras del diseño colombiano, con la experiencia suficiente para construir un éxito sólido en el extranjero. Yo no sabría cómo describir con mucho detalle lo que se pudo apreciar (es la única pasarela de la que hablaremos sin haber asistido), pero sí puedo destacar únicamente el trabajo con molas panameñas. Pienso que una línea clara de esta feria fue la apropiación de elementos culturales tradicionales, y Amelia supo hacerla con los abrigos bellos, piezas cargadas de elegancia en telas vistosas y de diseños únicos. Les dejo una serie de imágenes claves del uso de textiles, más allá de centrarme en su evolución como diseñadora, o la línea creativa de cada colección, algo así como un popurrí  de lo más destacado en el concepto de lo atemporal.

Juan Pablo Socarrás - Los viajes de Máxima Manjarrés

Juan Pablo tiene esa capacidad de hacernos viajar en la historia, en un juego de tiempos y espacios, y eso hace que cada una de sus colecciones nos haga sentir maravillados del poder de la historia en la actualidad. Tal vez, en sus procesos creativos, Socarrás tiene un deje del realismo mágico caribeño (que va en su sangre, también) que le da una fuerza increíble a la línea narrativa de sus diseños. Prendas pintadas a mano, estampados de colores vivos, un uso preciso del dénim describen el viaje de Máxima, en un show asombroso donde Adriana Lucía nos cantaba esa historia caribeña que eriza. Una mágica concepción del verano latino, con una serie de prendas masculinas que nos hablan de la fuerza creativa de Juan Pablo, que resulta ser mi colección masculina favorita del año. Además de todo, la pasarela llevó accesorios de una de mis marcas favoritas (y sintiendo esa alegría de usar una prenda de ellos para la pasarela): Paprika, además de los bellos zapatos de Sanangel y Argento&Bourbon. Les dejo looks, para que se hagan a la idea.



Y para cerrar, pero sin título, porque ya esto está lo suficientemente largo, les dejo algunas imágenes de la maestría en diseño que nos propuso Isabel Henao, con unos looks de novias que vale la pena tener siempre bajo la mirada. Uso de color preciso, una pasarela emocionante en sí misma, textiles magníficos y por qué amamos a Isabel.



Ya con esto me despido del tema, al que le di muchas vueltas, esperando una curaduría así de buena, y una mejor organización, en el resto de eventos que nos quedan este año. Gracias al Bogotá Fashion Week por invitarnos una vez más a cubrir el evento, a Isabel Caviedes y a Darío Cárdenas por contar siempre con nosotros en sus pasarelas, y a todos los diseñadores por hacernos sentir orgullosos de una guerra que, bien librada, nunca deja perdedores.

Agradecemos a Ginna G por las fotos en exclusiva de la pasarela de Isabel Henao, y a Cámara Lúcida por todas las demás.
¡Pronto nos leemos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Algo por decir? :)