jueves, 20 de marzo de 2014

DE LOS SÚPER HÉROES Y LOS DONJUANES.

Esta semana les traigo algo sobre...

UN DÍA PARA NOSOTROS

Unos días antes del Día de la mujer, alguna amiga me comentaba ciertos complejos con ella misma. "Estoy como gorda". Lo único que pasaba por mi mente era "pero si tú eres hermosa, eres una gran persona, dedicada, amable y eres linda, ¿de qué te quejas?". 

La situación cambió cuando no fue una amiga sino un amigo el que me dijo: "no, gracias, estoy a dieta, ya no puedo seguir engordando". En este caso ya no pude decir lo mismo, porque muchas veces me he sentido en el mismo lugar. Para mí, es común sentirme frustrado con mi apariencia física. Llegar a una tienda y descubrir que no puedes usar ciertas prendas de obsesión porque eres lo más parecido a un mondadientes andante, que todas no dejen de hablar de aquel musculoso de sonrisa perfecta y que a ti no te caiga ni agua lluvia, y que llegas a ser insípido porque simplemente no eres como ninguno de ellos. Y nació la pregunta, ¿cuántos más habrán pensado esto mismo? 

Y volví varios años atrás a mi infancia, cuando los regalos de Navidad eran figuras de acción, hombres de plástico hechos desde un molde universal y que vivían de rescatar al mundo sintiendo la adrenalina corriendo por sus venas. Y luego pensé en la evolución de éstos, en Superman, en Iron Man, y David Gandy, y Ryan Gosling, y el "caribonito" de turno en Hollywod. Y luego pienso en que no seré como ellos. 

Y sonará ridícula la comparación. De chiquitos, el de la izquierda era lo que de niños queríamos (yo quería) ser. Y de viejos, el de la derecha es el que esperamos llegar a ser, y nunca seremos...

Siendo este el inicio de este estereotipo del hombre perfecto, luego pasamos a la actitud que debe tener: sensible con todo el mundo, insensible consigo mismo. Él debe entender que ella está indispuesta, y si él está indispuesto es un patán. Él debe ser alto y fuerte, pero si se comporta como un chiquillo es inmaduro. Él debe ceder el puesto y el abrigo, pero si tiene más frío o está mucho más cansado que ella es egoísta. Y en resumen, él debe esforzarse para conquistarla y convertirse en su accesorio preferido. 

Y no quiero hablar de las revistas masculinas: ropa que no puedes comprar para un cuerpo que no puedes tener, para vivir hobbies elitistas bebiendo licores escasos, para ser dueño de una tecnología que cambia más rápido que los saldos negativos de tus extractos bancarios, para atraer mujeres que no te darían ni la hora, y para tener un desempeño sexual que raya en lo sobrehumano. Y claro, todo esto para poder decirle a tu igual que eres mejor que él. ¿A QUÉ HORA LOGRAREMOS TODO ESO? Y si le sumamos el esfuerzo laboral y personal que implicaría todo esto, ¿CÓMO CARAJO CREEN QUE LO LOGREMOS LOS TIPOS DEL COMÚN?

If you aren't her, why i need to be him?

Carajo, qué lejos estoy de ser cada uno de esos... Porque seré un flacuchento, seré insoportable, seré fofo y llorón, seré feo y despeinado, porque las horas que debería pasar en el gimnasio las paso comiendo libro cual ratón de biblioteca, porque seré sarcástico y descuidado, pero me quiero tal como soy. Porque nunca seré una de esas fotocopias, y porque así como nosotros las amamos con sus maravillas y sus manías, ustedes deben entender que también somos humanos, y más malos que buenos, no podrían vivir sin nosotros. :P

Hoy, el Día del hombre (sigo sin entender la celebración) quise escribirles esta lista de todos estos arquetipos que se han creado en los últimos años sobre la nueva masculinidad en la sociedad, y contarles por qué tenemos derecho a ser feos y cansones, sólo por estar contentos con nosotros mismos, y darle sentido a este día "dedicado" a nosotros. 

Esta entrada es una crónica resentida y también la necesidad de contarles que también uno se frustra frente al espejo (no seremos todos, pero en algún momento lo habremos pensado, por más que lo neguemos). Y exigir nuestro derecho a ser nosotros mismos. Es una opinión muy personal (y para que se rían un rato). Y a mi amiga le diré "eres divina tal y como eres", y a mi amigo le diré "parce, no haga dieta, disfrute ese postre, que tal y como es usted, es ideal". Igualdad mode on. :P 

8 comentarios:

  1. Me encantó, este post es maravilloso. Te felicito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, hermosa. Te mando un abrazo gigantesco. :)

      Eliminar
  2. Jajaja me dio mucha risa este post! Tienes toda la razón!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja! Era la idea! Un gran abrazo, Andre. :)

      Eliminar
  3. Loki cambió mi vida. Thor debía ser el bueno, el man que todos debían imitar, pero Loki y Tom se le robaron fans, show, y película completa por su absoluta y brillante personalidad. La maldad y el encanto son sexis en un mundo de cuerpos perfectos. Por eso me gusta Loki, más allá de la obviedad, porque en Asgard NO CUMPLE nunca ese arquetipo de asgardiano perfecto u hombre perfecto ,de hecho es rechazado por ser flaquísimo y pálido. Y se convierte en el rey de todo. Por su seso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Personajes como Loki dan ese vistazo al hombre detrás del estereotipo, el man es un genio. Lo bacano de esos personajes es que Hollywood puede ir más allá de un tipejo caribonito para conseguir un hombre interesante al cual seguirle la pista. Abrazo gigante, querida Lux. :)

      Eliminar
  4. Me gustó muchisimo e post! "Igualdad mode on"
    Tendencias, feminidad y más --->
    http://caprichosite.com/
    Facebook: https://www.facebook.com/caprichosite

    ResponderEliminar
  5. jajaja, muero de la risa, demasiada verdad en tus palabras, demasiada!!!, creo que en estos tiempos nos imponemos ser mujeres y hombres maravilla, lo cuá ayuda a acomplejarnos cada vez más y nunca sentirnos bien con nosotros mismos, arriba los hombres y mujeres naturales...

    ResponderEliminar

¿Algo por decir? :)